¿La inducción del parto tiene ventajas?

Aunque no es la forma más común de dar a luz, en determinados casos no hay más remedio que recurrir a la inducción en el momento del parto. ¿Es esto positivo o negativo? ¿Es una ventaja? Aquí resolvemos tus dudas.

induccion-partoEl mayor beneficio de la inducción del parto es que reduce el riesgo de que el bebé sufra complicaciones. Además si sabes la fecha de inducción, te quitarás muchos problemas de la cabeza. La inducción también sigrifica que el parto será más manejable, algo reconfortante si te genera ansiedad. Además, podrán controlar contínuamente el latido cardiaco del bebé y podrán ponerte una epidural cuando las contracciones sean fuertes.

Sin embargo, también hay desventajas. Por ejemplo, que te ingresarán en el hospital a la espera de que el parto se inicie, lo que podría tardar 24 horas. Y si el bebé no está preparado para nacer, podría no encontrarse en la postura óptima, lo que complicaría el parto, haciéndolo más lento. La inducción también desencadena una cascada de intervenciones. El latido del bebé será monitorizado para tener todo controlado, y a ti te pondrán un gotero, así que estarás “atada” a la cama. A veces, también la inducción aumenta las probabilidades de parto instrumental, con el fórceps o la ventosa, aunque el 15-20 por ciento de las mujeres sufren estas intervenciones, con independencia de si son inducidas o no.

Sobre el autor

admin

Escribir un comentario