¿Será niña o niño?

sexo_del_bebeCada vez son menos los padres que esperan hasta el momento del parto para conocer el sexo de su bebé. Gracias a las nuevas tecnologías médicas a partir del tercer mes ya se puede conocer el sexo del bebé con una certeza casi absoluta. Sin embargo, no solo la tecnología es capaz de desvelarnos el secreto del sexo de nuestro hijo. La sabiduría y las creencias populares también tienen técnicas y pistas que, afirman, pueden ayudarnos a adivinar el sexo de nuestro hijo durante el embarazo sin tener que recurrir a la tecnología médica. Y aunque la fiabilidad que ofrecen es poca, si pueden resultar muy interesantes.

Aquí algunos métodos que pueden orientarte:

  • Antojos: La creencia popular afirma que puedes averiguar el sexo del bebé según el tipo de antojos que tengas: Si lo que te apetece es algo dulce se dice que será niña. Si te apetecen cosa extrañas o poco habituales, será un niño.
  • Barriga: También se dice que se puede conocer el sexo del bebé por la forma y colocación de la barriga. Cuando es niña la barriga de la mujer suele ser más redonda y alta; cuando es niño, la tripa está más baja
  • Cara: Dicen que la cara es el espejo del alma. Pues bien, también lo puedes ser del sexo de tu bebé:  si tu cara tiene forma redondea rosácea, será niña
  • Calendario chino: los chinos se han convertido en todos unos expertos en esto de la averiguación del sexo del bebé. Mediante una tabla y sabiendo la edad lunar de la madre y el momento de la concepción, son capaces de averiguar que será el bebé que está por venir.
  • Pelo: Si ya has tenido un hijo antes, puedes averiguar el sexo del hermanito mirando el naciente del pelo de la nuca de tu hijo: si acaba en coletilla, viene una niña. Si el corte es recto viene un niño.
  • Otros: a parte de éstos, existen otros muchos métodos, aún menos probados que puedes intentar:la pro del colgante, de las tijeras…

Sobre el autor

Maite

Maite Hernández, Valencia

Escribir un comentario