4 ejercicios sencillos y seguros para embarazadas

Ponerse en forma, ¿para qué?
Ahora que esperas un bebé, ya estás dispuesta a sentarte de brazos cruzados y descansar durante los próximos nueve meses, ¿verdad? No tan rápido. La práctica regular de ejercicio mientras estás embarazada puede mejorar la salud de tu corazón, darte energía, y mejorar tu propia imagen. Mantener un cuerpo sano ayuda también a reducir las típicas molestias del embarazo como el dolor de espalda, y puede incluso acortar la duración del parto.

ejercicio-embarazadaConsulta con tu médico antes de empezar cualquier rutina de ejercicios para asegurarte de que eliges las actividades que más te convienen. Si te da la aprobación, trata de seguir una rutina de al menos 30 minutos o más de ejercicio moderado, tres o cuatro días a la semana. Recuerda que tu objetivo es mantener tu estado físico de antes del embarazo, no entrenar para hacer la maratón. Puedes comenzar con una de las siguientes actividades, que han sido aprobadas médicamente.

Caminar: Incluso si no has entrenado nunca, un rápido paseo por el barrio es una gran manera de empezar. Realizarás una sesión perfecta de ejercicios cardiovasculares sin mucho impacto en las rodillas y los tobillos, y puedes hacerlo en cualquier lugar y en cualquier momento a lo largo de estos nueve meses.

Natación: Es el mejor ejercicio que se puede practicar durante el embarazo. Las posibilidades de caer sobre tu vientre y hacer daño a tu bebé son nulas. El ejercicio en el agua, además, te da un  rango de movimientos mayor, sin tener que ejercer presión sobre las articulaciones.

Yoga: las clases de yoga prenatal mantienen tus articulaciones flexibles y te ayudarán a mantener la flexibilidad. Además, el yoga fortalece el sistema muscular, estimula la circulación, y ayuda a relajarse, ya que puedes usar las técnicas practicadas en clase para mantener la calma y tener un poco más de control durante el parto.

Entrenamiento con pesas: entrenar con pesas es una gran manera de preparar tu cuerpo para el trabajo más pesado que tendrás que hacer una vez que tu bebé esté aquí. Además, ayuda a contrarrestar el riesgo de lesiones durante el embarazo mediante el fortalecimiento de los músculos que rodean las articulaciones

Sobre el autor

admin

Escribir un comentario