Descubre lo más nuevo en reproducción asistida

reproduccion-asistidaEmbarazos a una edad cada vez más tardía, fecundaciones cuando no hay espermatozoides… No se trata de ciencia ficción, sino de algunos de los logros que han hecho de la reproducción asistida un campo médico en constante evolución. Afortunadamente, los tratamientos para  resolver la infertilidad avanzan día a día. De hecho, algunos problemas que hace un tiempo hubieran hecho imposible el embarazo, incluso utilizando técnicas de reproducción asistida, son salvados ahora gracias a estos avances. Te contamos lo último en este terreno.

Además, España es uno de los países con más prestigio internacional en este ámbito y, de hecho, son muchas las parejas extranjeras con problemas de fertilidad que acuden a nuestro país para seguir un tratamiento.

  • Biochip para la infertilidad masculina. El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) ha desarrollado un biochip que permite localizar ciertas alteraciones presentes en los espermatozoides. El valor de esta técnica es que diagnostica con mayor precisión las causas de la infertilidad masculina, pues no sólo se centra en el número y en la movilidad del esperma. Además, agiliza el proceso anterior, donde se hacia un examen gen a gen. Gracias a este biochip se ha logrado descubrir otras causas que provocan esterilidad en el hombre lo que, a partir de ahora, puede conducir a nuevas investigaciones.
  • Test sobre la capacidad de engendrar. Gracias también al Instituto Valenciano de Infertilidad se ha desarrollado un test rápido que permite a las mujeres conocer si su cuerpo es o no apto para a albergar un embarazo. Se realiza mediante un examen molecular a la matriz, que logra descubrir si la mujer podrá tener un hijo, ya sea por medios naturales o mediante reproducción asistida. La ventaja de este test es que da a conocer cuáles son las posibilidades reales de engendrar antes de someterse a ningún procedimiento de reproducción asistida
  • celulasDeterminar la capacidad reproductora masculina. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y expertos de la Clinica Tambre, de Madrid, ha destacado la importancia de cuidar al máximo el tiempo que transcurre entre el momento de la eyaculación y la utilización de esa muestra para la diseminación. La novedad que aporta esta investigación es que ha determinado que el proceso de degradación o fragmentación del ADN del espermatozoide (que se produce tras su manipulación) varia en función de cada hombre. Cuando el ADN seminal se ha fragmentado, las posibilidades de tener éxito al aplicar una técnica de reproducción asistida bajan. Así, haciendo un estudio previo que determine la longevidad de los espermatozoides se puede prever cuál será la capacidad reproductora del varón, lo que evitarla un gran número de tratamientos fallidos.
  • Conocer la viabilidad de los embriones. Una clínica de Reino Unido, la Care Fertility, ha logrado perfeccionar la técnica CGH de análisis de embriones. Con la CGH (hibridación genómica comparativa) se realiza una biopsia al embrión para detectar cualquier alteración cromosómica, ya que se analizan los 23 pares de cromosomas, y no únicamente 7 u 8. El problema hasta ahora es que los resultados estaban listos en unos cinco días, lo que supone un plazo demasiado elevado para mantener sin congelar a los embriones. Sin embargo, en esta clínica inglesa han logrado obtener los resultados en uno o dos días, lo que permite no congelar los embriones (aumentando así aumentar las posibilidades de éxito) y trasplantar los que no tengan ninguna alteración.

Sobre el autor

admin

Escribir un comentario