Estoy fuera de cuentas… ¿Qué hago?

Calendario partoHas sobrepasado la fecha prevista de parto que tu ginecólogo te dio. ¿Qué debes hacer? ¿Hay fórmulas que te ayuden a ponerte de parto? ¿Cuánto tiempo puedes esperar? ¿Te provocarán el parto? Aquí están las respuestas que buscas.

Solo un 1% de los bebés nacen en la fecha prevista de parto. La mayoría de las mujeres se ponen de parto de forma natural entre las semanas 37 y 42. Pero si tu bebé parece reacio a salir pasada la semana 41, es probable que el ginecólogo o matrona discutan contigo a posibilidad de inducirte el parto. Te explicamos qué significa exactamente que el bebé se retrase.

¿Cuándo se considera que se retrasa?

Si tu embarazo ha transcurrido sin problemas, y no hay peligro para el bebé, llegar a la semana 42 no suele ser un problema. El 10 por ciento de los embarazos sobrepasan en una semana la fecha prevista. El protocolo varia en función del hospital, pero por lo general se afirma que a partir de la semana 41 es conveniente la inducción. Coméntalo con tu ginecólogo o matrona. Quizás prefieran que te pongas de parto de forma natural, aunque a lo mejor deciden monitorizarte más para asegurarse de que el bebé está bien, ya que la placenta es menos eficiente a partir de la semana 38. Pero si has roto aguas y no hay síntomas de parto 24 horas después, tu bebé podría correr riesgo de infección, así que la inducción es necesaria. También es probable que te la practiquen si tienes tendencia a diabetes o si el bebé muestra sintomás de estrés. Si tienen que inducir pregunta qué te van a hacer y porqué. Estarás más relajada.

He salido de cuentas… ¿qué pasa ahora?

Cuando haya pasado la fecha prevista de parto, seréis controlados de cerca: el latido del bebé será monitorizado o quizás te pongan un gotero, así que no podrás moverte tan libremente como quisieras. Una vez más, pregúntale a matrona cómo afectará a tu parto el método propuesto de inducción. Si no has roto aguas, quizás te practiquen un barrido de membranas para iniciarlo. El ginecólogo o la matrona introducirá un dedo y realizará un movimiento de barrido circular para separar a membrana de la cérvix. A algunas mujeres este procedimiento les produce molestias y a veces se sangra pero no daña al bebé. Un barrido de membrana aumenta las probabilidades de que el parto se inicie de forma natural a las 48 horas Si has roto aguas, es probable que te administren prostaglandinas, que son fármacos que ayudan al útero a flexibilizarse y encogerse, permitiendo que la cérvix se abra y las contracciones se inicien. Quizás necesites más de una dosis, administrada cada seis u ocho horas. No existen pruebas de que el parto así inducido sea más doloroso que un parto que se inicia de forma natural, pero algunas mujeres experimentan irritación y sequedad vaginal. En ocasiones las prostaglandinas pueden hacer que el útero se contraiga demasiado, lo que podría afectar al latido de bebé. Si esto ocurre te administrarán fármacos para relajar el útero. También podrían administrarte otro fármaco, la oxitocina, en vez de prostaglandinas. Se administra a través de un gotero, de forma que tu capacidad de movimiento se verá limitada. Cuando se hayan iniciado las contracciones, el gotero puede ajustarse para que las contracciones sean regulares.
intervenciones, con independencia de si son inducidas o no.

Sobre el autor

admin

Escribir un comentario